Una entrevista a la Anop esta inserta en el Diario el Mercurio, Cuerpo C, Nacional, página 8, referido a la evasión de dos imputados desde el Centro de Justicia el pasado fin de semana.
Afirman que la dotación se redujo un 30% desde 2008, pese a que las audiencias aumentaon al doblr. Hoy se degirnará a quien indagará la fuga del sábado.
Caminando tranquilamente, un condenado por robo y otro por hurto huyeron desde el Centro de Justicia en la tarde del sábado. Hasta ayer, su paradero era desconocido. El único rastro que había eran las imágenes de las camaras del edificio, en las que los hombres aparecen escapando sin que nadie los detenga. La fuga, casi idéntica a la que protagonizaron los ladrones llamados “Los Fantasmas” en agosto de 2011, se originaría – entre otras causas – por una escasez de efectivos en el edificio en Av. Pedro Montt, según el gremio de Oficiales de Gendarmería. Un análisis a la seguridad del complejo judicial expone que de 2008 a la fecha, la dotación de uniformados disminuyó en 30% – actualmente, 290 Gendarmes se desempeñan en el recinto-, pese a que las audiencias aumentaron el doble. Según las estadísticas de los Oficiales, hasta 300 imputados circulaban diariamente dentro del recinto en 2008. Ahora, la cantidad de detenidos se eleva a 600. El viernes último, un día antes de la fuga 44 Gendarmes se encargaron de custodiar a 502 imputados. El Comandante representante de la Asociación de Oficiales, explica:”el contingente hoy no garantiza la seguridad del establecimiento”. “Hay turnos de 40 personas aproximadamente, que deben custodiar 11 salas divididas en cuatro edificios”, agrega. De acuerdo al Comandante, la falta de personal se agudiza a la hora de la colación cuando la mitad de los efectivos deja de cumplir sus funciones: “En ese instante se fugaron los últimos y también los llamados Los Fantasmas”. En tanto el alto mando de Gendarmería designará hoy al Fiscal interno que instruirá el sumario interno para investigar si los funcionarios incurrieron en negligencias.
Hasta el momento cuatro efectivos están suspendidos y deberán presentarse ante el persecutor para declarar que estaban haciendo cuando los detenidos se fugaron.

Asociación Nacional de Oficiales Penitenciarios