Frente a innumerables y reiteradas consultas sobre la posición de nuestra Asociación, referente a declaraciones vertidas días atrás por un Directivo de una Asociación Gremial de Gendarmería, quien denuncia vínculos de nuestro Director Nacional Tulio Arce Araya, con un interno recluido en la Unidad de Punta Peuco, a raíz de un saludo navideño y donde además declara textual “el Director Nacional de Gendarmería de Chile tiene que irse”, la Asociación Nacional de Oficiales Penitenciarios ANOP, viene en manifestar que no comparte en absoluto esos dichos y no se hace parte de ellos, muy por el contrario tenemos el convencimiento que el Sr. Director Nacional, es un Oficial que ha construido su carrera en base al trabajo, constancia, transparencia y profesionalismo,  cualidades que lo llevaron a ocupar el cargo que dignamente hoy ostenta.

Es lamentable que nuevamente asome el interés de instalar un personero del mundo político a la cabeza de la Institución y más lamentable aún, es que en esta ocasión, el llamado venga de un grupo de oficiales. Muy por el contrario los Oficiales de ANOP, entregamos nuestro más irrestricto respaldo a nuestro Director Nacional, convencidos que es imprescindible avanzar hacia la institucionalización de Gendarmería de Chile y lograr que este cargo lo ocupe de forma permanente un Oficial Penitenciario, elegido de entre las cinco primeras antigüedades del escalafón y que sea ejercido por un periodo de tiempo determinado, con el objeto de generar un plan de desarrollo organizacional, capaz de trascender a las distintas administraciones y aportar desde lo penitenciario a una mejor y más eficiente política en materia de seguridad pública.

De ningún modo nos sumamos a intereses particulares, que pretenden recuperar la “Caja Pagadora de Favores Políticos” de antaño, ya que para estos fines les resulta clave tener un director nacional civil, que provenga de la política partidista, que pueda satisfacer intereses ajenos y distintos a los institucionales, con una lógica de alternancia en importantes cargos, escenario que ha impedido históricamente que personal de carrera, pueda acceder a niveles decisionales estratégicos, que faciliten la concreción de una eficiente Política de Estado en materia Penitenciaria y que contribuya a un país más seguro.

Por todo lo anterior, la Asociación Nacional de Oficiales Penitenciarios ANOP, con 21 años de existencia y con plena independencia política, reitera nuestro más absoluto respaldo a nuestro Director Nacional Don Tulio Arce Araya, quien en todo momento ha centrado su trabajo en construir una Gendarmería distinta, visible en la sociedad y con un claro respeto a su recurso humano; respeto que también se promueve hacia quienes estan privados de libertad, en el entendido que su condición de reclusión no los hace personas de segunda categoría, sino muy por el contrario, debemos propender en entregar oportunidades, las que tal vez nunca han tenido, para de esta forma facilitar su reinserción social. También estamos conscientes de los tropiezos y de lo que hay que mejorar, pero creemos y confiamos que vamos por el camino correcto. Como Asociación, reiteramos que seguimos teniendo la convicción que para lograr el gran salto a la modernización, desarrollo y profesionalización, debemos legislar para transformarnos en una Institución del Estado y que el cargo de Director Nacional de Gendarmería de Chile, lo ocupe un Oficial Penitenciario, por medio de una regulación Constitucional, postura que se arrastra por años, la que no cederemos ante nada. Ahí está la diferencia con quienes promueven lo contrario.

Para las futuras generaciones de Oficiales Penitenciarios, quienes hoy inician su carrera, esta será la mejor herencia que les podríamos dejar.

ASOCIACION NACIONAL DE OFICIALES PENITENCIARIOS ANOP
21 años en la historia de Gendarmería de Chile.